Familia

 
 
La Riviera Maya es el destino ideal para disfrutarse con la familia; grandes y pequeños. Las selvas y las playas van desde los verdes más intensos e intrincados, aptos sólo para aventureros, hasta la suave unión de sombras de manglar, palmeras y playas de arena blanca en donde las familias pueden construir sus castillos y adornarlos con caracoles, algas y sonrisas. La Riviera Maya, como todos los grandes paraísos terrenales, está sembrada de huellas humanas inmemoriales. Aquí las piedras de las ciudades antiguas y de los templos cuentan lo que somos a través de lo que fuimos mientras la brisa del mar se encarga de mantener fresco nuestro pensamiento y de forjar grandes recuerdos felices.