Cobá

 
 
Cobá significa “aguas turbias”. Los cinco cenotes que rodean esta ciudad maya son misteriosos ojos oscuros que se abren al cielo y al sol sin dejar que se parta la espesura selvática de sus aguas. En Cobá la naturaleza rige el tiempo y pugna por partir las piedras. Aquí se puede atestiguar la batalla de los vestigios arqueológicos por abrirse paso a través de las eras para llegar a nosotros y ofrecernos entendimiento. La humedad y el viento cálido no hacen sino acrecentar el ánimo explorador de quien visita Cobá.